Saltar al contenido

Características del Sistema Endocrino

Características del Sistema Endocrino
5 (100%) 13 votos

El Sistema Endocrino es un conjunto de glándulas responsables de la producción de hormonas que se liberan en la sangre y en todo el cuerpo hasta llegar a los órganos diana sobre los cuales actun.

Junto con el sistema nervioso, el sistema endocrino coordina todas las funciones de nuestro cuerpo. El hipotálamo, un grupo de células nerviosas localizadas en la base del encéfalo, hace la integración entre estos dos sistemas.

Glándulas del Sistema Endocrino

Las glándulas endocrinas se encuentran en diferentes partes del cuerpo: hipófisis, tiroides y paratiroides, timo, glándulas suprarrenales, páncreas y las glándulas sexuales.

Hipófisis

La hipófisis se encuentra en el centro de la cabeza, justo debajo del cerebro. Produce varias hormonas, entre ellos, la hormona del crecimiento.

Se considera la glándula principal del cuerpo, estimula el funcionamiento de otras glándulas como la tiroides y las glándulas sexuales.

El exceso de producción de esta hormona provoca gigantismo (crecimiento excesivo) y la falta provoca enanismo.

Otra hormona producida por el hipofise es la antidiurética (ADH), una sustancia que permite al cuerpo economizar la excreción de agua (formación de orina).

Tiroides

El tiroides está situada en el cuello, produce tiroxina, una hormona que controla la velocidad del metabolismo celular, el mantenimiento de peso y el calor corporal, el crecimiento y la frecuencia cardíaca.

El hipertiroidismo, funcionamiento exagerado de la tiroides, acelera el metabolismo: el corazón late más rápido, la temperatura corporal es más alta de lo normal, la persona pierde peso al gastar más energía.

Este cuadro favorece la aparición de enfermedades cardíacas y vasculares, ya que la sangre circula con más presión. Si no se trata puede causar el desarrollo de bocio (inflamación del cuello), y también exoftalmia (ojos saltones).

El hipotiroidismo es cuando la tiroides trabaja menos y produce menos tiroxina. De esta manera, el metabolismo se vuelve más lento, algunas regiones del cuerpo se hinchan, el corazón late más lentamente, la sangre circula más lentamento, la persona gasta menos energía, tiende a engordar y las respuestas físicas y mentales se vuelven más lentas y si no es tratada puede ocurrir el bocio.

Paratiroides

Las paratiroides son cuatro pequeñas glándulas, localizadas detrás de la tiroides, que producen la hormona paratiroidea, una hormona que regula la cantidad de calcio y fósforo en la sangre.

La disminución de esta hormona reduce la cantidad de calcio en la sangre y hace que los músculos se contraigan violentamente.

Este síntoma se llama tetania, que es similar a lo que ocurre en las personas con el tétanos. Por su parte, el aumento de la producción de esa hormona, transfiere parte del calcio a la sangre, de modo que debilita los huesos, haciéndolos quebradizos.

Timo

El timo se encuentra entre los pulmones. Produce una hormona que actúa en la defensa del organismo del recién nacido contra infecciones.

En esta fase, presenta un volumen acentuado, creciendo normalmente hasta la adolescencia. En la adultez disminuye de tamaño porque tiene sus funciones reducidas.

Suprarrenales

Las glándulas suprarrenales están situadas encima de los riñones y producen adrenalina, una hormona que prepara el cuerpo para la acción. Los efectos de la adrenalina en el organismo son:

  • Taquicardia: el corazón se dispara e impulsa más sangre a las piernas y brazos, aumentando la capacidad de correr o de exaltarse en situaciones tensas;
  • Aumento de la frecuencia respiratoria y de la tasa de glucosa en la sangre, liberando más energía para las células;
  • La contracción de los vasos sanguíneos de la piel, de modo que el organismo envía más sangre a los músculos del cuerpo y, por eso, quedamos “pálidos de susto” y también “helados de miedo”.

Páncreas

El páncreas es una glándula mixta, así como hormonas (insulina y glucagón) también produce el jugo pancreático que se libera en el intestino delgado y juega un papel importante en la digestión.

La insulina controla la entrada de glucosa en las células (que se utiliza en la liberación de energía) y almacenamiento en el hígado, en forma de glucógeno.

La ausencia o la baja producción de insulina provoca la diabetes, una enfermedad caracterizada por exceso de glucosa en la sangre (hiperglucemia).

El glucagón funciona de manera opuesta a la insulina. Cuando el cuerpo está muchas horas sin comida, la tasa de azúcar en la sangre cae demasiado y la persona puede tener hipoglucemia, lo que genera una sensación de debilidad, mareos, llegando, en muchos casos, al desmayo.

En ese caso el páncreas produce el glucagón, que actúa en el hígado, estimulando la “quiebra” del glucógeno en moléculas de glucosa. Por último, la glucosa es enviada a la sangre normalizando la hipoglucemia.

Glándulas sexuales

Las glándulas sexuales son los ovarios y los testículos, que son parte del sistema reproductivo femenino y sistema reproductor masculino, respectivamente.

Los ovarios y los testículos son estimulados por hormonas producidas por el hipófise. Así, mientras que los ovarios producen estrógeno y progesterona, los testículos producen varias hormonas, incluyendo la testosterona, responsable de la aparición de las características sexuales secundarias masculinos: barba, voz grave, hombros voluminosos etc.

¡Compartir es demostrar interés! 😘